El seleccionado de hockey sobre césped femenino de Gran Bretaña se adjudicó ayer por primera vez en su historia la medalla de oro en un certamen olímpico, al derrotar 2-0 en definición por penales, a su par de Holanda, luego de empatar 3-3 en el período regular.

En el Complejo Deodoro, enclavado en la Villa Militar, el conjunto británico logró prevalecer en los llamados penales ‘australianos’, a partir de la buena tarea de su guardavallas Maddie Hinch.

En el partido por el tercer puesto, Alemania se subió al último escalón del podio, tras doblegar a Nueva Zelanda, por 2 a 1. l

Redacción elliberal.com.ar