ESTADOS UNIDOS.- Apple está buscando hacer su reloj inteligente, más “independiente” del iPhone, dándole conectividad celular, incluso se dice que tendrá finalmente un GPS.

De acuerdo con reportes de Bloomberg, los ingenieros de Cupertino, durante el pasado año estuvieron trabajando con operadores de telecomunicaciones en Estados Unidos y Europa para llevar a sus relojes la conectividad celular.

Sin embargo, precisamente estos coloquios parece haber surgido la preocupación de Apple de no conseguir tener la nueva generación de Watch lista para este año. Los chips de conexión, en efecto, al parecer consumirían demasiada batería, limitando el atractivo para los usuarios.

El Apple Watch funciona combinado con un iPhone y, en ausencia de Wi-Fi, necesita la conexión celular del teléfono para acceder a las aplicaciones y servicios que requieren Internet.

Los próximos Apple Watch deberían contar con un GPS, que servirá para mejorar la navegación y dar datos más completos a la aplicación de salud, que se basa también en los traslados realizados por las personas.