La clavadista mexicana, Paola Espinosa falló en sus primeros dos clavados y aunque se levantó en el tercero y cuarto, el quinto se quedó cortó en las calificaciones, con lo que terminó en la cuarta posición (377.10) en la final de la plataforma de 10 metros, solo a 12 puntos del podio olímpico.

“A veces me da mucho coraje el comparar mis clavado con el de otras atletas y recibir la misma clasificación, fueron muy pocos puntos”, destacó la deportista ante la disparidad en la percepción de los clavados con sus rivales como la representante de Canadá.

Y no es que Paola piense en cada ejecución sobre las calificaciones de sus rivales, pues la concentración está a tope; sin embargo, se mostró contrariada con las palabras expresadas por su entrenadora y lo reflejado por los jueces.

“En toda la competencia me concentro, pero al final que mi entrenadora te diga que lo hice muy bien y que debí estar dentro de las tres primeras”.

Con la voz entre cortada, Espinosa dejó claro que sus sentimiento ante no cumplir con el objetivo son contrastantes y enfocados a lo hecho en su preparación, su familia y su equipo de trabajo; nadie más.

“Me siento mal por no lograr las cosas, por mí, no por ustedes, por mi trabajo, por todo mi equipo, mi entrenadora, mi familia. Tambien estoy feliz porque he dado todo mi esfuerzo”, dijo en entrevista a ESPN.

Respecto a su continuidad en el deporte o aspirar a otros Juegos Olímpicos, Paola confesó no tener mente para analizar su futuro.

“Ahorita no tengo cabeza en pensar en otra cosa”

China hizo el 1-2 con las clavadistas Quian Ren (439.25), y Yiaje Si (419.50) y la canadiense Meaghan Benfeito se colgó la medalla de bronce con 389.20 unidades.

Con la plataforma de 10 metros quedaron cerrados los clavados en Río 2016 para las mujeres, en donde México no pudo quedarse con ninguna medalla, cortando así la racha que traían en Beijing 2008 y Londres 2012.

Medio Tiempo