La ex alcaldesa de Toluca y actual diputada federal, Martha Hilda González Calderón, defendió el programa de bicicletas públicas en Toluca “Huizi” y afirmó que sería lamentable desaparecerlo, pues lo que se requiere es difundirlo entre los ciudadanos, para que la gente lo vea como una opción real de traslado y lo utilice.
En entrevista, posterior a su primer informe de labores como legisladora federal, advirtió que el centro de Toluca debe ser peatonalizado, como ya sucede en otras ciudades del país y anunció que buscará a las autoridades municipales para plantear la posibilidad de crear un jardín lineal en San Buenaventura.

Por su lado, el alcalde de Toluca, Fernando Zamora, admitió que falta mayor promoción a Huizi, además de concientizar a los conductores para que cuiden, valoren y vean en el ciclista alguien que cuida la vida de todos; por lo cual anunció que harán una campaña más fuerte de difusión y una encuesta para preguntar a la población si debe haber más ciclopistas.

En tanto, González Calderón advirtió que el transporte público debe ser retirado del centro de Toluca, tal como ya ha sucedido en otras partes del país. “Por supuesto, también reconozco que el transporte también necesita ser retirado del centro histórico; en muchas capitales del país se están retirando los vehículos y se están peatonalizando y creo que esa debe ser la alternativa para Toluca”.

El programa, advirtió, debe publicitarse y difundirse para incentivar a la ciudadanía, pues no es un tema de recreación; sino de contar con un transporte alternativo para el centro histórico en la ecozona y cada gobierno municipal debe analizar cuál será su aportación. 

“Falta que las autoridades municipales incentiven, son 300 pesos anuales. Sale más barato hasta que el camión y pueden estarse desplazando en el centro histórico, yo esperaría que haya una visión de que no todo tiene que ser automóvil, que los niveles de contaminación en la capital del estado están muy altos y todos tenemos que poner nuestro grano de arena”.

Incluso, dijo, la expectativa era que el programa fuera replicado en otros municipios, refirió que la idea de la ecozona surgió, entre otras cosas, porque un grupo de alemanes les ayudó y sería, advirtió, una lástima eliminarlo.

“Sería una lástima porque Ecobici fue un apoyo que nos dio un fondo internacional de alrededor de 20 millones de pesos, fue a fondo perdido, no se endeudó el municipio, fue más bien ver los niveles de contaminación que teníamos en este valle de Toluca y que era necesario dar alternativas a la población para que dejáramos el vehículo en casa”.

Dijo que ella, promotora de ese programa en su gestión como alcaldesa, seguirá pugnando por mantenerlo y mejorarlo, pues no es sólo “poner bicicletas por ponerlas”, sino equilibrar las estaciones. “Y me parece que hay que entenderle para que este sistema pueda seguirse incrementando en el valle de Toluca”, concluyó. 


Redacción Violeta Huerta/ Sol de Toluca 

Advertisements

¿Qué te parece?