El campeón mundial mediano Arlén López se clasificó a semifinales al vencer por decisión unánime en tres asaltos al fajador francés Christian Mbilli.

Cuba tomó un respiro en su cadena de fracasos en el boxeo de los Juegos de Rio-2016 y empieza a vislumbrar el oro gracias a la demostración este lunes del 75 kilos Arlen López.

La jornada matutina de esta décima fecha del torneo olímpico en la arena Riocentro transcurrió por cauces normales. El campeón mundial mediano Arlén López se clasificó a semifinales al vencer por decisión unánime en tres asaltos al fajador francés Christian Mbilli.

López se encontró con un hombre que no dio ni pidió cuartel y estuvo todo el tiempo caminado hacia adelante y tirando golpes variados. “Ese fue el plan que trazamos. Pelear en la zona interior para buscar el intercambio y meter muchos ganchos. Dio resultado, pero fue un rival difícil”, indicó López.

Mbili, uno de los mejores púgiles de la escuadra francesa, confesó sentirse sorprendido por la táctica del cubano.

“Lo habíamos estudiado. Esperábamos que peleara desde afuera porque es muy buen contragolpeador, pero nos sorprendió aceptando mi estilo”, acotó. “Creo que yo hice méritos para ganar ese combate”, se lamentó el francés.

En semifinales López se medirá contra el azerbaiyano Kamran Shakhsuvarly, ganador del kazajo Zhanibek Alimkhanuly por 2-1. López es el cuarto púgil que cuela Cuba en semifinales, dos de los cuales fracasaron en rebasar esa instancia.

En la jornada nocturna se disputa la final de los 91 kilos. Además, sale al cuadrilátero de Riocentro el cubano Yosbany Veitía por el ingreso a cuartos de los 52 kilos.

MARTÍ NOTICIAS