El caso está en manos del Juez Segundo de lo Penal del Distrito Judicial del Centro de Oaxaca.

CIUDAD DE MÉXICO.- Rubén Núñez, dirigente de la Sección 22 de la CNTE, fue liberado esta mañana, de acuerdo con información recabada por el periódico capitalino Excélsior.

Anoche, la Sección 22 informó a sus integrantes que Núñez y Francisco Villalobos, otro líder magisterial, fueron trasladados de la cárcel federal de Mengolí de Morelos, en Miahuatlán, Oaxaca, al penal estatal de Santa María Ixcotel, municipio de Santa Lucía del Camino.

Ambos quedaron bajo libertad bajo caución, por lo que ahora inicia otro proceso.

Asimismo, se informó que se pagó una fianza de 90 mil pesos por Rubén Núñez y de 200 por Francisco Villalobos.

Los acusados están amparados ante cargos federales y tienen abiertos expedientes por delitos del fueron común, lo que eventualmente los benefició con la libertad bajo caución.

Anoche, la Asamblea Plenaria de la  Sección 22 informó a sus integrantes el traslado de un penal federal a uno estatal,  de Rubén Núñez Ginés  y Francisco Villalobos Ricárdez, secretarios general, y de organización de la gremial.

Un juez federal en Oaxaca presionó desde mediados de julio para que fueran presentados ante un juez estatal respecto a los delitos de tentativa de homicidio y robo que les imputan

A través de la cuenta de Twitter @Sección22Cencos, la gremial oaxaqueña dijo: ‘Se confirma el traslado de los compañeros Rubén Núñez Ginés y Francisco Villalobos Ricárdez, al penal de Santa María Ixcotel’.

La detención

Núñez, quien ha sido uno de los líderes más visibles de la CNTE en el conflicto magisterial y opositor de la Reforma Educativa, fue detenido la madrugada del pasado 11 de junio en la Ciudad de México, en cumplimiento de una orden de aprehensión.

El 22 de junio de 2016, el Juez Octavo de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México otorgó un amparo a favor de Rubén Núñez Ginés y Aciel Sibaja Mendoza para que enfrenten en libertad el proceso penal en el que se les acusa del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

En aquél momento, el gobierno federal precisó que tanto Núñez como Sibaja continuarían enfrentando su proceso privados de su libertad, porque si bien hay una fianza por los delitos federales, los proceso penales que se siguen por los delitos del fuero común que se les imputan los obligan a seguir recluidos.

Además de ser acusado en el fuero federal por el delito de lavado de dinero, el líder de la Sección 22 es acusado en el fuero común por los delitos de tentativa de homicidio calificado y robo calificado con violencia, así como robo y daños y perjuicios contra el patrimonio del gobierno de  Oaxaca.

Después de una investigación llevada a cabo por el equipo de redacción de este periódico, y de diversas consultas a expertos en materia del nuevo sistema de justicia penal, todo parece indicar que los delitos por los que Núñez permanece recluido ya no ameritarían la aplicación de la prisión preventiva, a menos que así lo determine el juez, bajo los principios del nuevo sistema de justicia penal.

Bajo los mismos principios se ha otorgado a otros maestros detenidos el beneficio de enfrentar los procesos penales en libertad, por lo que es probable que en las próximas horas el Juez Segundo de lo Penal del Distrito Judicial del Centro de Oaxaca autorice a Núñez salir del centro penitenciario en el que se encuentra.

Hubo negociación

Por su parte, integrantes de la disidencia magisterial afirmaron que hubo un acuerdo pactado con la Secretaría de Gobernación para la cancelación de todas las órdenes de aprehensión contra sus dirigentes.

De acuerdo con información que líderes de las secciones 18 y 22 difundieron a sus agremiados, en la primera mesa política con la Secretaría de Gobernación efectuada el 13 de julio pasado, los funcionarios y dirigentes magisteriales acordaron la liberación de sus líderes en un lapso de un mes, el cual vence mañana.

Redacciónsipse.com

Advertisements

¿Qué te parece?