El tema de la alberca verde ya se volvió un problema de verdad muy grave y es que se tuvo que hacer el cierre temporal.

Según el vocero del evento Philip Wilinson dijo que el cierre se debe a que el agua no debe moverse para recuperará su color azul, “Confirmamos que el entrenamiento de clavados en la alberca del Centro Acuático Maria Lenk fue cancelado esta mañana”.

“La razón es que el agua debe mantenerse quieta para que la alberca pueda regresar a su color azul lo más pronto posible” es por ello que los atletas entrenarán en trampolines pero sin agua lo que llaman entrenamientos en seco.

A pesar de la versión oficial, los deportistas han expresado su preocupación por el estado del agua, externando que esta podría causarles algún tipo de padecimiento. Hay quienes dicen que tanto cloro les provoca mareos e irritación en los ojos lo cual hace que se vean afectadas sus participaciones.

Asimismo, circula la versión de que la fosa de clavados fue en realidad cerrada debido al mal olor que provocaba, luego de que un clavadista alemán expresara que “todo el edificio huele a flatulencia”.

El martes, la Federación Internacional de Natación (FINA) informó que la coloración se debió a que a los tanques de las albercas “se les acabaron algunos de los químicos” necesarios para el proceso de tratamiento del agua.

A través de un comunicado, la FINA detalló que el pH del agua causó el cambio en la coloración, pero aseguró que las pruebas realizadas a las aguas no mostraron riesgos para los atletas.

Advertisements

¿Qué te parece?