Matías, un pequeño originario de Guaymas, Sonora, se robó el corazón de miles de usuarios en redes sociales luego de aparecer en una grabación llorando porque su Paleta Payaso salió con una carita “triste” y no feliz como viene en el empaque.

En el video grabado y compartido por el padre del niño que ya se hizo viral, se puede ver al pequeño romper en llanto al ver que su Paleta Payaso había salido con la boca al revés, lo que provocaba que su golosina tuviera una expresión de tristeza.

“Así no va la paleta payaso, porque en la bolsa estaba feliz”, expresa Mateo.

Después de que el video se volviera viral, la empresa Ricolino salió al quite con una campaña en redes sociales para encontrar a Matías y su papá, con el fin de compensarlos por el mal sabor de boca que les provocó el pequeño incidente con su Paleta Payaso, pues se dedican a repartir sonrisas.

 

Advertisements