¿El actor se hizo algún “arreglo”?
Ben Affleck es un hombre muy guapo, elegante, masculino, con un rostro de estructura ósea bastante simétrica y armónica, lo que ha seducido no solo al público general, ni a los editores de las revistas más importantes, sino a tres de las mujeres más importantes de Hollywood: Gwyneth Paltrow, Jennifer Lopez y Jennifer Garner.

Su carrera tuvo ese momento que tanto encanta a Hollywood: Caer en desgracia para luego levantarse con toda la dignidad del caso hasta pararse frente a todos, Oscar en mano, y recibir una ovación de pié.
Ahora, embutido en las mallas de Batman, Affleck parece haber caído en la tentación de la eterna juventud…

En sus últimas apariciones públicas se le vio un poco extraño y, en la más reciente, durante el estreno del Escuadrón Suicida, todos pudieron coincidir en que su rostro está diferente, no es el mismo.

Una frente más amplia, unos ojos más pequeños y la ausencia casi total de esas arrugas que lo hacían ver tan interesante delatan que Affleck ha cambiado.

Lo mismo pasó con Brad Pitt hace algunos meses y… ¡¿Cómo olvidar el caso de Renée Zellweger (o lo que queda de ella)?!

Lo cierto es que al parecer el actor y director cayó en la tentación de “rejuvenecer” su rostro. Algunos medios estadounidenses apuntan, citando a cirujanos expertos, que se “estiró” la frente, se quitó la bolsa de los ojos y se “rellenó” las mejillas.

Mmm… ¡No sabemos qué pensar!

Advertisements