Un grupo de empresarios acudió al domicilio del gobernador, Gabino Cué, y colocaron cartulinas en la puerta y fachada en las que exigen se ponga un alto a los bloqueos de la CNTE y se reactive la actividad económica en la entidad.

Al menos 28 cámaras empresariales y asociaciones de profesionistas decidieron realizar un “paro de actividades económicas” por 48 horas en Oaxaca, para exigir al gobierno federal que “resuelva ya el conflicto” con el magisterio disidente.

Luego de marchar acompañados de sus colaboradores y sociedad civil desde la Fuente de las Ocho Regiones hasta la Casa Oficial de la administración del gobernador, Gabino Cué Monteagudo, el empresariado llamó al restablecimiento del Estado de Derecho y la gobernabilidad, a que se dé libre tránsito en la entidad y se restituyan las garantías para la realización del trabajo legítimo.

“Llamamos al presidente de la República (Enrique Peña Nieto) y al secretario de Gobernación (Miguel Ángel Osorio Chong) a hacer uso de las atribuciones y mecanismos legales y legítimos que se les han conferido”, mencionaron en un posicionamiento.

Asimismo, hicieron una invitación al encargado de la política interna en México para que visite Oaxaca y conozca, de “primera mano”, las circunstancias que están padeciendo derivadas de los bloqueos y cierres carreteros de la Sección 22.

“Son todas las organizaciones que están presentes; hay en Huatulco, Puerto Escondido, Huajuapan expresiones que nos están apoyando. Creo que el sector afectado somos todos, no solamente es el sector empresarial, somos todos los ciudadanos”, dijo Ester Merino Badiola.

En ese sentido, indicó, “todos tendrán en sus comercios o en sus casas una lona de apoyo, y los que están participando sabemos que son más de 3,000 empresas, que éstas generan más de 50,000 empleos”.

Las protestas son pacíficas, destaca Coparmex Oaxaca

En entrevista con El Economista, Benjamín Hernández Gutiérrez, presidente de la Coparmex en Oaxaca, destacó que con esta manifestación pacífica se está enviando el mensaje “a los gobiernos” de la importancia de generar las condiciones “para que como sociedad podamos convivir en paz pero sobre todo en orden.

“Nosotros hemos hecho una serie de acciones, todas bajo el marco de la ley; presentamos una queja ante la Defensoría de los Derechos Humanos de los Pueblos de Oaxaca, luego una queja colectiva de los cinco estados conflictuados ante la CNDH, también una demanda de amparo en la Ciudad de México y en Oaxaca”, recordó. Lo que estamos pidiendo, detalló, es que se le regrese a los oaxaqueños el Oaxaca que unos cuantos han secuestrado; no hemos tenido respuesta, hemos dicho que sí al diálogo pero con resultados, pero esos resultados creo han sido para unos cuantos, no para los 4 millones de oaxaqueños que vivimos en la entidad”.

Hernández Gutiérrez dijo que la visita del secretario de Gobernación a Oaxaca para conocer la situación del empresariado “podría ser un buen ejercicio no sólo para el secretario de Gobernación, sino para los oaxaqueños tener cerca a nuestro gobierno”.

“Estamos convencidos de que los gobiernos finalmente van a voltear a vernos y se van a generar los espacios, si no todo lo que hagamos va a estar encaminado bajo el marco de la legalidad, no podemos hacer algo que esté fuera de, porque hemos sido muy exigentes en pedir que se restablezca el Estado de Derecho y en ese sentido no podemos ir en contra de esas premisas”, dijo. El empresariado aseguró que a su Movimiento de Solidaridad con Oaxaca no lo mueve la venganza, además de que al mismo no lo limitan intereses políticos o de grupo, por lo que solicitaron “soluciones justas y que haya cauces de entendimiento para todos”.

Consideramos fundamental que el gobierno federal continúe el diálogo y la atención a todos los sectores, incluyendo el magisterial.

“Pero es una exigencia urgente que dicho diálogo sea abierto y público, pues el interés de la educación no es privativo de un grupo u organismo; es decir, exigimos resoluciones justas, pero sin negociaciones ilegales o ilegítimas, bajo la máxima de que una autoridad que negocia la ley pierde toda autoridad ante su pueblo”, manifestó.

Redacción El financiero

Advertisements