El incremento en el precio de las gasolinas no se debe a un aumento en los impuestos, sino al incremento en los precios de referencia internacional, de acuerdo con el subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Miguel Messmacher Linartas.

El subsecretario destacó que antes de la Reforma Energética el Estado fijaba precios de combustibles de manera discrecional, en tanto que ahora es por oferta-demanda.

Messmacher rechazó que los precios aumenten para aumentar la recaudación; dijo que la evolución de precios máximos de combustibles en 2016 y 2017 se calcula de acuerdo con una fórmula.

cq5dam.thumbnail.624.351-2

 

En su comparecencia ante legisladores, Messmacher explicó que en Estados Unidos hubo un incremento en la demanda por el verano, lo que provocó que el precio de referencia aumentara y por ello también aumentó en México, donde no se tenía la política de fluctuación en los precios de los combustibles.

 

“Los impuestos no se han movido, no ha habido una modificación y el impuesto no es lo que nos ha llevado al aumento de los precios de las gasolinas, lo que vemos de julio a agosto. Es la referencia internacional”, aseguró Messmacher Linartas en la reunión con los legisladores para explicar los aumentos en la gasolina y la energía eléctrica.

 

El funcionario aseguró que la banda de precios establecida por la SHCP, que fija límites máximo y mínimo, permitirá que, una vez que se llegue al precio máximo de gasolinas, se deslicen hacia abajo.