MEXICALTZINGO, México, 7 de Agosto.- Dos policías municipales heridos de bala, uno de ellos con un impacto en la cabeza, y tres presuntos ladrones detenidos, entre ellos un hermano del Director de Seguridad Pública local, fue el saldo que arrojó un presunto robo a una casa, el cual derivó en una persecución, enfrentamiento y conato de linchamiento.

Los hechos se registraron la mañana de este domingo, en la cabecera municipal de Mexicaltzingo, a unos metros de las instalaciones de la policía municipal, donde presumiblemente tres sujetos –dos hombres y una mujer—entraron a robar a la casa de la señora Margarita Somera.

De acuerdo con la versión de la afectada, en ese momento solamente se encontraba en la casa su nieta, una menor de edad, a quien los presuntos ladrones sometieron, la amarraron y se dieron a la tarea de buscar objetos de valor.

Un vecino, identificado como Ricardo Lara, se dio cuenta de lo que sucedía en la casa, por lo que comenzó a pedir ayuda a policías municipales, quienes, en un primer momento, no le apoyaron y no quisieron intervenir.

El propio Ricardo Lara explicó que cuando vio que los policías municipales no lo apoyaron, comenzó a arrojar piedras y a gritar para llamar la atención de los demás vecinos, y, por el escándalo que se generó, los presuntos ladrones intentaron huir, por lo que él decidió tomar su vehículo y perseguirlos, con la intención de arrollarlos para que no huyeran.

Los presuntos delincuentes se ocultaron en una construcción y desde ahí comenzaron a disparar en contra del vecino Ricardo Lara, quien se pertrechó en su auto y siguió amenazándolos, y fue entonces que llegaron al lugar otros policías municipales, e incluso arribaron patrullas de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana.

Los presuntos delincuentes recibieron a balazos a los policías, hiriendo a dos de ellos, uno con un impacto en la cabeza, mientras que los otros uniformados lograron someterlos.

Ahí se generó gran confusión, pues no había siquiera una ambulancia disponible en el municipio para atender a los policías caídos, por lo que se tuvo que solicitar el apoyo del personal de seguridad pública, protección civil y bomberos de Metepec, quienes atendieron a los uniformados heridos de bala.

Para entonces ya había decenas de vecinos en torno al lugar del enfrentamiento, quienes cuando vieron que los presuntos delincuentes ya habían sido sometidos y desarmados por los policías estatales y de Metepec, se les fueron encima y los comenzaron a golpear, con el objetivo de lincharlos para, según ellos, hacerse justicia.

Los policías lograron rescatarlos, los subieron a una patrulla y los trasladaron a Toluca para presentarlos ante el Ministerio Público para que respondan por su responsabilidad en estos hechos.

Redacción Agencia MVT / Staff

Fotos Agencia MVT