La argentina Paula Pareto, ganadora de bronce en Pekín 2008 y en sus terceros Juegos Olímpicos, se adjudicó el sábado la primera medalla de oro para Argentina y los países de habla hispana al vencer en la final de judo 48 kilos a la coreana Bokyeong Jeong.

“Es un incentivo para los chicos que creen que no se puede ganar un campeonato del mundo, pero yo estoy acá y todavía no lo puedo creer, pero si se dio es porque se puede”, dijo Pareto después de ganar su combate final.

La argentina entró al cuadrilátero a pelear por su medalla ante la coreana Bokyeong Jeong, con el rostro serio y adusto, en clara muestra de su concentración y determinación.

En la primera acción después de un forcejeo, Pareto recibió asistencia sanitaria por un golpe de puño que recibió de la coreana, pero consiguió imponer su fuerza y templanza consiguiendo su sueño dorado.

Previamente la argentina venció en la semifina a la japonesa Ami Kondo después de hacer lo propio con Eva Czsernovski, de Hungría.

En su primera pelea Pareto había vencido con un Ippon a la rusa Irina Dolgova, campeona juvenil en la Arena Carioca de Barra.

wob093r6 yjwm6aYz