Todo comienza con una ilusión de hacer mucho dinero con poca inversión y en poco tiempo, las primeras llamadas telefónicas que se reciben son de total ánimo y credulidad del buen negocio al que se ingresa, no puede haber desconfianza, pues en su mayoría de los casos, es un amigo e incluso un familiar el que invita; la próxima víctima jamás se percata del posible fraude al que se inscribe.

En el mundo de los negocios fraudulentos, se le conoce como el “Telar de la Abundancia” o “La Flor de la Abundancia”, de acceso exclusivo para las mujeres, ya sea profesionistas, de clase media alta o que solo tenga buena solvencia económica, pues el sistema mediante el que se opera, cada vez exige una mayor inversión.


“Hace aproximadamente un mes una persona conocida me habló sobre el negocio en el que estaba participando, me dijo que se llamaba el Telar de la Abundancia y que era seguro que había invertido y había ganado 16 mil pesos; el proceso consistía en que yo primero depositara a una cuenta mil pesos y posteriormente en la siguiente etapa ya no daría, pero tendría que invitar a dos personas para que también pusieran esos mil pesos”, reveló una de las integrantes del Telar de la Abundancia en el Valle de Toluca.

Redacción-soldetoluca

Advertisements