La llamada “Princesa del Pop”, Britney Spears, lució espectacular con una tonificada figura ataviada con un diminuto bikini naranja recostada en una playa de Hawaii.

La cantante de 34 años disfrutó del verano al ponerse a jugar con las olas, mientras arranca suspiros y aplausos de sus seguidores, especialmente masculinos, en la red social de Instagram y hasta se dio un tiempo para promocionar su nuevo álbum.

“Hoy fue un día absolutamente increíble!!!! Finalmente pude decirles todo sobre Glory, y tuve un tiempo maravilloso en la playa con mi familia. Gracias por el amor y apoyo”, escribió en el texto que acompaña el clip, musicalizado con la canción “Sweet Child O’Mine” de la banda angelina Guns N’Roses.

Advertisements

¿Qué te parece?