Ciudad de México. Las lluvias provocadas por los remanentes de la tormenta Earl causaron deslaves en estados del centro y sureste de México el fin de semana que han dejado al menos 38 personas muertas y miles de damnificados.

Earl se disipó el sábado en las montañas mexicanas tras su paso por Belice como huracán y por la península de Yucatán y el sur de México ya como tormenta tropical pero sus intensas lluvias provocaron estragos en los estados de Puebla y Veracruz.

En Puebla, en el centro del país, 28 personas murieron el domingo tras ser sepultadas sus viviendas por el deslave de cerros en varias comunidades del estado, la mayoría de ellas en la comunidad de Xaltepec, en el municipio de Huauchinango, informaron autoridades municipales y de protección civil.

Una portavoz de Protección Civil del gobierno del estado dijo a Reuters que habían recibido reportes más temprano de deslaves en varias comunidades cercanas a Huauchinango y del desbordamiento del río Tlaola.

“Hay lugares donde no ha llegado el personal”, dijo la portavoz.

En Veracruz, con costas en el Golfo de México, seis personas murieron el sábado y cuatro más el domingo.

Hasta ahora, había 200 damnificados en Puebla, mientras que el gobierno de Veracruz reportaba más de 10 mil personas afectadas. La Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación emitió hoy una Declaratoria de Emergencia para los municipios afectados.

En un comunicado, se precisó que se trata de los municipios de Huauchinango, Tlaola y Xicotepec, y con esta acción se activan los recursos del Fondo para la Atención de Emergencias (FONDEN).

A partir de esta Declaratoria, solicitada por el gobierno estatal, las autoridades contarán con recursos para atender las necesidades alimenticias, de abrigo y de salud de la población afectada, concluyó el comunicado.

Mientras las fuertes lluvias afectaban el centro de México, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH) informó de la formación de la tormenta tropical Javier en el Pacífico, que se ubicaba a 135 kilómetros de Cabo Corrientes, México.

Javier registraba vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora y se movía hacia el este-noroeste a 22 km/h. El CNH dijo que la tormenta podría fortalecerse en las próximas horas y se aproximaría a la península de Baja California el lunes.

Advertisements

¿Qué te parece?