La aviación siria bombardeó seis hospitales en la ciudad de Alepo y sus alrededores en días recientes, denunció la organización Physicians for Human Rights (PHR), que calificó los ataques como “crímenes de guerra”.

En una declaración, la ONG aseguró que la ciudad de Alepo sufrió “la peor semana” de ataques contra instalaciones sanitarias desde el inicio de la guerra en Siria, hace ya 5 años, con seis intensos bombardeos.

La organización precisó que los hospitales fueron atacados entre el 23 y el 31 de julio, entre ellos una clínica infantil, donde murieron cuatro niños por fallas en el suministro de oxígeno, como consecuencias de los ataque de la fuerzas sirias.

“Desde junio, hemos visto un aumento de los ataques contra civiles en Alepo y contra las infraestructuras médicas que quedan en la región. Cada uno de estos ataques constituye un ‘crimen de guerra’”, aclaró el director de programas de PHR, Widney Brown.

Alepo y sus alrededores están entre las zonas más afectadas por la intensificación de la violencia en los últimos meses, luego del fracaso de las pláticas de paz en Ginebra principios de año y un frágil alto el fuego.

Brown vinculó los ataques de las fuerzas leales al régimen del presidente sirio, Bashar el Assad, contra los hospitales, como una forma para cortar la única vía de suministros a la ciudad, con el fin de obligar a la oposición a rendirse.

“Ahora que la población de Alepo está atrapada, El Assad quiere verlos sufrir y morir”, afirmó el director de programas de PHR.

Advertisements

¿Qué te parece?