Por problemas de salud, el legendario Pelé no estará presente en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Río 2016, así lo confirmó mediante un comunicado.

“Queridos amigos, solo Dios es más importante que mi salud. En mi vida he tenido fracturas, cirugías, dolor, hospitalizaciones, victorias y derrotas, y respetando a los que me admiran. La responsabilidad de las decisiones son mías. En este momento no estoy en condiciones físicas para asistir a la apertura de los Juegos Olímpicos. Como brasileño, pido a Dios que bendiga a todos, lo cual es un gran evento y termina en paz”, expresó.

A pesar de que el Rey no asistirá a la ceremonia, aún se desconoce quién será el encargado de encender el pebetero olímpico.

MEDIO TIEMPO

Advertisements