Un juez de Tenango sentenció a 13 años y seis meses de prisión a Modesta Ochoa Gallardo, por habérsele acreditado responsabilidad por el delito de trata de personas, en su modalidad de explotación sexual ajena, en perjuicio de sus hijas menores de Edad.

Según la investigación de la Procuraduría de Justicia del Estado de México (PGJEM), esta mujer aprovechaba la ausencia del padre de las jovencitas para traer hombres a su casa y obligarlas a que tuvieran relaciones sexuales con ellos a cambio de dinero. Esto ocurría desde el año 2006, sin embargo en 2010 las jovencitas decidieron contarle a su papá lo que sucedía cada que salía de casa, y el tutor decidió interponer una denuncia penal.

Esta mujer se fue de la casa familia y se ocultó. Fue hasta 2015 cuando pudo ser localizada, aprehendida en el municipio de Arcelia, del Estado de Guerrero, y posteriormente trasladada a territorio mexiquense, donde fue procesada penalmente y, ahora, sentenciada.

Además de perder la libertad, Modesta Ochoa tiene que pagar dos multas, una de 81 mil 705 pesos y la otra de 54 mil 470 pesos, una por cada víctima.

Advertisements