Un vuelo de la aerolínea Emirates en el que viajaban 300 personas que había partido de la India ha sufrido un accidente este miércoles a las 12.45 hora local, al aterrizar en el aeropuerto internacional de Dubái, según ha informado la oficina de prensa del Gobierno del emirato árabe en su cuenta oficial de Twitter. Según el Gobierno, todos los pasajeros han sido evacuados y, por el momento, no se han reportado heridos. El avión ha explotado después de haber aterrizado. Todas las operaciones en el aeropuerto han sido suspendidas hasta nueva orden, ha informado el Gobierno.

En el vuelo viajaban 18 miembros de la tripulación pasajeros y 282 pasajeros, entre ellos 226 de nacionalidad india; también había británicos, ciudadanos de Emiratos Árabes, estadounidenses, saudíes, turcos, irlandeses, australianos, brasileños, alemanes, malasios o tailandeses. No había españoles a bordo.

“Las autoridades del Aeropuerto Internacional de Dubái están trabajando para garantizar la seguridad de todos”, han añadido. El aeropuerto se ha cerrado, según ha informado el Gobierno, y todas las operaciones —despegues y aterrizajes— han sido suspendidas hasta “nuevas noticias después del incidente”. El de Dubái es el tercer aeropuerto más transitado del mundo, sólo por detrás de Atlanta y Pekín; por allí transitan casi 250.000 personas al día. Entre otros, tiene vuelos directos con Madrid y con Barcelona.


La compañía también ha confirmado el accidente. “Podemos confirmar que el vuelo EK521 desde Thiruvananthapuram hasta Dubái ha sufrido un accidente en el Aeropuerto Internacional de Dubái”, ha informado la compañía en su cuenta de Twitter. “Había 275 pasajeros y tripulación a bordo. Nuestra prioridad ahora mismo es la seguridad de todos”, ha continuado.


Redacción El Pais

Advertisements

¿Qué te parece?