De 2008 a 2015 la carencia alimentaria en Guerrero -uno de los estado más pobres del país- ha disminuido 4.5 por ciento, lo que equivale a más de 140 mil guerrerenses sin dicha carencia, aseguró la subsecretaria de Desarrollo Social, Vanessa Rubio Márquez.

Además, precisó que actualmente hay más de dos millones de guerrerenses en programas de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Al inaugurar hoy junto con el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, la Jornada Nacional de Alimentación (JNA), destacó que en la entidad más de dos millones de personas forman parte de programas alimentarios tales como Prospera, y que es la segunda entidad con mayor número de comedores comunitarios, donde se sirven cerca de 300 mil raciones diarias.

“Muchas veces no es evidente para los ciudadanos la monetización de estos programas, es decir, a cuántos pesos equivalen, pero a través de las casi 150 mil cartillas sociales que se están entregando en Guerrero, podrán saber lo que representan estos apoyos alimentarios y podrán verlo de manera transparente en este ejercicio que pretende acercar a la ciudadanía con los programas y propiciar mejor comunicación con las familias que los reciben”, dijo Rubio Márquez.

Destacó que la Estrategia Nacional de Inclusión tiene como uno de sus principales componentes la mejor coordinación de políticas, programas y acciones del Gobierno de la República con estados y municipios, así como con el sector privado y social.

Rubio Márquez explicó que de 2008 a 2015, la carencia alimentaria en el estado se ha reducido en 4.5 por ciento, lo que equivale a más de 140 mil guerrerenses, y destacó que en Guerrero más de dos millones de personas forman parte de programas alimentarios tales como Prospera.

Este miércoles también arrancó la Jornada Nacional de Alimentación en la Ciudad de México, Baja California Sur, Colima, Michoacán y Guanajuato, estados donde se difunden los beneficios de contar con una dieta sana, variada y suficiente.

Advertisements

¿Qué te parece?