Con la presencia de varios atletas mexicanos y de otras delegaciones, se llevó a cabo la ceremonia de izamiento de la bandera nacional en la Villa Olímpica.

Los deportistas acudieron a las siete de la noche, tiempo local, y estuvieron acompañados por Alfredo Castillo, director de la Comisión Nacional de Cultura Física y del Deporte (CONADE), Mario García de la Torre, Jefe de Misión, y Beatriz Paredes, embajadora de México en Brasil.

Luego de una serie de bailes, se dio pie al izamiento de la bandera del Comité Olímpico Internacional seguida por las de Belice, Guinea Ecuatorial, México, Perú, Sri Lanka y Sudán, con sus respectivos Himnos Nacionales.

Algunos de los mexicanos presentes fueron los boxeadores Elías Emigdio, Raúl Curiel, Misael Rodríguez, Joselito Velázquez, Lindolfo Delgado y Juan Pablo Romero, así como las tiradoras Goretti Zumaya y Alejandra Zavala, los arqueros Ernesto Boardman, Aída Román, Alejandra Valencia y Gabriela Bayardo, entre otros.

Posteriormente, el Jefe de Misión comentó que “los atletas están muy ansiosos de que ya comiencen los Juegos. Está claro que nuestros deportistas vienen a hacer el mejor papel y a pelear los primeros lugares, por consiguiente una medalla. Yo sería muy feliz al final de los Juegos si se cumple el pronóstico que di hace unos días (de 5 a 7 medallas para México en Río), pero los más felices serían por supuesto los atletas”.

El mismo García de la Torre confirmó que de los 128 mexicanos que lograron su boleto a Juegos Olímpicos, solo tres quedaron fuera: Juan Luis Barrios (10 mil metros), César Ramírez (200 metros planos), ambos por lesión, y Paola Pliego (esgrima) por resultado analítico adverso.

Redacción La Vanguardia 

Advertisements