La Procuraduría General de Justicia de Guanajuato investiga el caso de un niño de 4 años que muriera horas después de comer una rebanada de pizza, mientras que sus padres fueron tratados debido a un intoxicación.

leonel

Al parecer, la familia del menor, de nombre Hugo Leonel, salió con el niño a comprar la despensa de la semana, tras lo cual comieron unas rebanadas de pizza y regresaron a su domicilio.

Sin embargo, la madrugada del sábado los tres miembros de la familia comenzaron a sufrir los efectos de la intoxicación alimentaria, y acudieron a la Unidad de Medicina Familiar No. 53 del IMSS, de donde fueron dados de alta al llegar la 1 de la tarde.

Posteriormente, los síntomas volvieron a empeorar, por lo que acudieron a otra clínica del IMSS, la T-21, sin embargo el menor ya no presentaba signos vitales, por su parte, la madre de familia tuvo que ser nuevamente hospitalizada hasta la tarde del domingo.

Debido a la muerte del menor, la clínica del IMSS notificó del suceso al Ministerio Público, quienes serán los encargados de deslindar responsabilidades.

comunicado-imms