Desde que Andrés Manuel López Obrador dejó de ser el Jefe de Gobierno del Distrito Federal en 2005 e inició el peregrinaje, en busca del poder, que lo ha llevado a recorrer la totalidad de los municipios y entidades del país varias ocasiones, la gente común, pero sobre todo los medios de comunicación se han preguntado ¿de qué vive el señor López Obrador si no tiene empleo?

Esa pregunta ha sido respondida recientemente por el propio López Obrador cuando en una entrevista, por estos días, el periodista Ciro Gómez Leyva (Radio Fórmula, 14 de julio 2016) le preguntó sobre este tema. El dirigente de Morena no tuvo inconveniente en detallar el origen de los ingresos que le permiten dedicarse a la política de tiempo completo y, lo más sorprendente es que lo hace, según dice, sin robar y para que no quede duda sobre su “Honestidad Valiente” informó que en breve “entregaría su declaración ‘3 de 3’, pues no tiene nada que ocultar.”

Leer más AMLO debe explicar la relación que tienen con la CNTE

Dice el dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que a quienes preguntan de qué vive les responde que de “mi trabajo, trabajo bastante”, asistiendo a universidades a dar conferencias, de las regalías de sus libros, de los 50 mil pesos mensuales como dirigente de su partido, principalmente.

Lo que indica, por las cifras que aportó, que tiene un ingreso mensual superior al de muchos que emociona con su discurso.

El detalle de los ingresos (Publimetro, 14 de julio 2016) de Andrés Manuel López Obrador es el siguiente:

 1.- 50 mil pesos mensuales como dirigente nacional de Morena.

2.- 3 mil 500 dólares ($66,500 pesos) por conferencias en universidades, pero ya cobrará 5 mil dólares ($95,000 pesos).

3.- 20 mil dólares ($ 380, 000 pesos) por una conferencia que daría antes de finalizar julio.

4.- Regalías por sus libros (1 millón de pesos al año). Escribe uno cada año.

El buen ingreso de López Obrador no es solo del año en curso, para su buena fortuna el partido Morena tiene garantizados de aquí al 2018 casi mil millones de pesos lo que le permitirá, en lo personal, mantener su ritmo de vida y el de su familia, así como financiar su tercer intento por conquistar la presidencia de la república. De manera que queda aclarado, el origen de los recursos con los que el Peje se financia en parte importante tiene su origen en los impuestos que todos pagamos, para que el INE le entregue las “prerrogativas” que le permiten mandar “al Diablo” a las instituciones.

Sobre la fórmula empleada por López Obrador para sobrevivir por diez años, antes de que le pagara Morena, le entregaba un “donativo” por 50 mil pesos mensuales la Asociación Civil “Honestidad Valiente”, se generaron diversas versiones que “explicaban” como hacía para viajar por todo el país, todo el año, mantener a su familia, escribir sus “exitosos” libros que le aportan regalías tan generosas y aún darse tiempo para preparar las conferencias que imparte en universidades que le pagan más que a un premio Nobel.

Entre los comentarios (Salvador Martínez Pavón, Sol de México, 18 de julio de 2016) que tratan de dar luz sobre la habilidad de López Obrador para subsistir, destacan los siguientes: “un prolongado uso indebido y triangulación de recursos públicos, a través de acuerdos opacos, tráfico de influencias, engaños, cuotas o “diezmos” de cinco, 10, 30 y 50 por ciento, impuestos a trabajadores, personal de estructura, funcionarios, legisladores y hasta personas pensionadas -desde los partidos donde ha militado (PRD y Morena)”.

Diputados federales, asambleístas, trabajadores de partidos políticos y delegaciones en donde domina Morena comentan el acuerdo al que llegaron el partido y López Obrador para “dividirse las prerrogativas del partido e imponer la cuota, aportación o “pase de charola” mensual a todo aquel trabajador que haya llegado al cargo público bajo la presidencia partidista del tabasqueño.”

Leer más La foto de AMLO con “Big Papi” de los Red Sox

Estas afirmaciones, dichas desde dentro de la propia estructura de poder construida por López Obrador, reflejan los desacuerdos y resentimiento que se genera al interior debido a que la cúpula que rodea al líder de Morena se beneficia con altos ingresos al igual que él.

La base de datos de la Contraloría de la Ciudad de México indica que “el jefe delegacional de Morena en Azcapotzalco, Pablo Moctezuma Barragán, tiene un ingreso mensual de 333 mil pesos; su similar de Tlalpan, 241 mil 536 pesos; el de Xochimilco, 327 mil 699, y el de Tláhuac, 243 mil 336 pesos.”

En el caso de la delegación Cuauhtémoc, no se reporta el ingreso mensual de Ricardo Monreal, pero de acuerdo a la Contraloría, reporta ingresos por dos millones, 296 mil 366 pesos, además de otras percepciones no precisadas.

Los dirigentes de los principales partidos políticos, entre los que se encuentra Morena, ya presentaron su declaración 3 de 3, como un testimonio de combate a la corrupción, solo falta Andrés Manuel López Obrador, cuando la presente (si es que lo hace, pues ya se tardó) tendremos el documento que desmienta las versiones de los malos manejos que se le acreditan. Pero el que calla otorga. Y él ha guardado un gran silencio sobre su habilidad para subsistir, cuando en el país más de 50 millones quisieran conocer esa fórmula mágica, que no pasa por el INEGI, para salir de pobres.