Expectativa, mucha expectativa fue la que generó el duelo entre Chiapas y Toluca correspondiente a la Jornada Tres del Apertura 2013.

José Saturnino Cardozo recibió en la selva a su ex conjunto dirigido nada más y nada menos que por un muy buen amigo y compañero en la cancha, Hernán Cristante.

La cancha del Estadio Víctor Manuel Reyna vio a dos cuadro urgidos de triunfo, pues ni los escarlatas ni los felinos empezaon bien este semestre.

Una vez que Cardozo, Cristante, Huerta y demás jugadores escarlatas se saludaron y posaron para las fotografías, las acciones iniciaron en el césped.

Jaguares mostró de inmediato el interés por dominar, por anotar… por hacerle daño a los Diablos y con ello mostrar que Cardozo tenía frente a él a un cuadro rival más que conocido en sus debilidades y fortalezas.

Y así fue, al minuto 16, en una muy buena jugada que comenzó en el medio campo Egidio Arévalo y Luis Mendoza, Martín Zúñiga y Jesús Alonso Escoboza se encargaron de la triungulación que éste último firmó con un potente izquierdazo imposible para Miguel Centeno.

75-7

Los escarlatas buscaron penetrar el área chiapneca, pero no tuvieron suerte, ni llegada y mucho menos contundencia.

Fue dos goles anulados para Chiapas, Paul Delgadillo tuvo un buen trabajo arbitral en conjunto con el resto de su equipo, pues ambas decisiones fueron acertadas.

Los Diablos insistieron mientras Jaguares tomó calma, pero fueron pocos minutos los que la plantilla de Cardozo se demoró para volver y buscar ampliar el marcador.

75-6

En la recta final mostraron peligrosidad, sin embargo, el silbatazo final se escuchó y Chiapas sumó sus primeros tres puntos y una hegemonía en el Zoque cada vez que el Diablo llega.

Medio tiempo