Chihuahua— El gobernador del estado, César Duarte, dijo estar tranquilo ante la solicitud de expulsión del Partido Revolucionario Institucional (PRI).
Mencionó que la solicitud de su retiro del tricolor viene de un consejero que basa su petición en información equivocada, respecto a las observaciones que hizo al ASF a la pasada administración.
“Estoy absolutamente tranquilo y muy claro de la posición que he venido compartiéndoles, no tenemos ninguna razón por la cual podamos ser en ese sentido apremiados”, declaró.
Añadió que ha dejado muy claro que la solicitud del consejero del Revolucionario Institucional, de que fuera expulsado del partido junto con sus dos homólogos de Veracruz y Quintana Roo, está relacionada con ejercicios correspondientes a la pasada administración.
En esta semana el Gobierno del Estado dio a conocer que las observaciones no solventadas que fueron hechas por la Auditoría Superior de la Federación, están basadas en la administración estatal del 2004 al 2010, principalmente en el sector educativo.

Advertisements