Luego de que el gobernador mexiquense, Eruviel Ávila, suspendiera el programa “Límite Seguro”, la Comisión de Seguridad Ciudadana precisó que las multas generadas antes del aviso deberán ser pagadas por los conductores.

De los 3.2 millones de fotomultas aplicadas a conductores en el estado de México, sólo han sido pagadas 750 mil, por lo que aún está pendiente el pago de 2 millones 450 mil infracciones por exceso de velocidad en su mayoría, informaron autoridades de la Comisión de Seguridad Ciudadana.

Luego de que el gobernador Eruviel Ávila Villegas anunció la suspensión por tiempo indefinido del programa de fotomultas “Límite Seguro”, autoridades de la Comisión de Seguridad Ciudadana del Estado de México precisaron que las multas aplicadas antes de esta fecha deben ser pagadas por los conductores que fueron captados excediendo los límites de velocidad.

Del 15 de octubre de 2015, fecha en que dio inicio el programa de fotomultas en el Estado de México hasta el mes de junio de este año, se realizaron 3.2 millones de infracciones en contra de conductores que rebasaron los límites de seguridad y que fueron captados en 14 arcos carreteros colocados en los municipios de Ecatepec, Tlalnepantla, Chalco, Naucalpan, Ixtlahuaca y San Mateo Atenco, informó en su oportunidad el comisionado de Seguridad Ciudadana, Eduardo Valiente Hernandez .

Sin embargo, de las multas aplicadas, sólo 750 mil fueron pagadas por conductores que recibieron notificaciones en sus domicilios o que consultaron la página electrónica de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana.

La suspensión del programa no implica condonación o cancelación de las multas aplicadas, afirmaron voceros de la Comisión de Seguridad Ciudadana del Estado de México, quienes informaron que faltan por pagar 2 millones 450 mil infracciones, aplicadas por exceder los límites de seguridad.

Si con el pago de 750 mil multas, autoridades mexiquenses obtuvieron 132 millones de pesos, de acuerdo al monto dado a conocer por el gobernador Eruviel Ávila Villegas, el promedio captado por infracción fue de 176 pesos.

Al multiplicar 176 pesos, por cada una de las 2 millones 450 mil infracciones que conductores tienen que pagar, el ingreso para las finanzas estatales podría superar los 431 millones 200 mil pesos.

Advertisements