Ante el temor de traslados, reos del Penal del Topo Chico quemaron objetos y movilizaron a las autoridades que descartaron un motín y mencionaron que todo se derivó de un reacomodo interno

Monterrey.- Ante el temor de traslados, reos del Penal del Topo Chico quemaron objetos y movilizaron a las autoridades que descartaron un motín y mencionaron que todo se derivó de un reacomodo interno.

“Se manifiestan (los internos)por el desconocimiento y la incertidumbre a lo cual viven los internos a lo cual ven cualquier movimiento interno y piensan que van a ser trasladados a Cefereso o a otros reclusorios de la misma localidad, lo cual no es nada cierto”, dijo en entrevista Antonio Caballero Delgadillo, Comisario de la Agencia de Administración Penitenciaria.

Pasadas las 23:00 horas se reportó movilización en el centro penitenciario y se hablaba de un motín y hasta reos heridos y muertos.
Sin embargo, el funcionario penitenciario negó esos hechos que pusieron en alerta, en especial a los familiares de internos del lugar.

“No hay ningún herido y lo quiero recalcar no hay ningún motín”, mencionó.

Además sostuvo que no se realizó ningún traslado a otros penales de la localidad o la federación, como se informó de manera extraoficial.

“Recalco el incendio que se suscito fue por el desconocimiento de la operación interna que obedece a movimientos de manera ordinaria”, detalló.

Mencionó que fue un grupo de unos tres reos que quemaron objetos por eso el fuego en el interior del centro penitenciario.

“Ellos mismos (los reos) optaron por apagar el incendio que se suscitó en esa área originado por tres o cuatro internos”, detalló.

Caballero Delgadillo hizo hincapié en que la autoridad controló de inmediato la situación.

Explicó que la reubicación de internos se hace por cuestiones de equilibrio y control.

Los que se cambiaron fueron entre 5 y 10 reos que fueron removidos de ambulatorios.

Redacción la Vanguardia

Advertisements