El lote que fue señalado como posible afectado aún no sale a la venta.

La Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de México (Coprisem) incautó más de 12 mil latas de chiles La Costeña que serán sometidas a pruebas de laboratorio con el objetivo de verificar que no estén contaminados y al mismo tiempo inició un proceso administrativo contra el corporativo por incumplir diversas disposiciones de carácter higiénico y operativo.
Tras difundirse en redes sociales una fotografía donde uno de los empleados se baja el pantalón y presuntamente orina sobre la producción de chiles, la Coprisem determinó iniciar una averiguación en la planta de Ecatepec.
En conferencia de prensa, el titular de la Coprisem, Miguel Ángel Ordoñez indicó que por el momento el lote que fue señalado como posible afectado aún no sale a la venta.
“Vamos a hacer diferentes pruebas de laboratorio y asegurarnos que ese producto no está contaminado. Vamos a tomar muestras aleatorias de este mismo producto. Hemos asegurado la producción total de esa línea donde se llevaron a cabo estas acciones del día 2 de julio, que corresponde al día de las fotos del personal, publicadas en varios medios de comunicación y redes sociales.
Sin embargo, tras la supervisión extraordinaria a La Costeña, la Coprisem encontró diversas irregularidades de carácter sanitario y operativo como el tener coladeras sin rejilla que podría permitir la entrada de fauna nociva o que algunos de los vehículos de traslado foráneo no tienen permiso de funcionamiento.
“Los trabajadores de esta línea desconocen la técnica correcta de lavado de manos, sí hacen su lavado de manos pero desconocen la técnica correcta. Usan cubre bocas, pero no todos lo utilizan correctamente y no también sobre la nariz como es el uso correcto; no utilizan correctamente la cofia que debe cubrir las orejas”.
Es el Laboratorio Estatal de Salud Pública el encargado de hacer los análisis y determinar en los siguientes días si el lote incautado está o no contaminado.
De resultar positivo La Costeña deberá proceder a su destrucción y se haría acreedora a una multa superior al millón de pesos, pero si no está contaminada la producción las 12 mil latas aseguradas serán liberadas para su venta.


Redacción y foto  Juan Gabriel González / NoticiasMVS