Yahoo! fue una vez el rey de internet, un gigante de 125,000 millones de dólares (mdd) tan grande en su tiempo como Facebook o Google son hoy en día. Hoy, la empresa ha sido comprada por Verizon por una fracción mínima de esa cantidad.

El lunes por la mañana, Yahoo! anunció el fin del largo proceso para liberarse a sí mismo del lío en que se metió en los últimos años al vender su negocio principal a Verizon por 4,800 mdd en efectivo. La operación termina con la independencia de una de las compañías pioneras más emblemáticas de Silicon Valley. La séptima y última CEO de Yahoo!, Marissa Mayer, dejará la compañía con un liquidación de más de 50 mdd.

La venta unirá a Yahoo! con otra estrella caída, AOL, el primer portal web que Verizon compró el año pasado por 4,400 mdd. El proveedor de servicios inalámbricos más grande de Estados Unidos apuesta casi 10,000 mdd a que al combinar ambos sitios obtendrá una ventaja en el contenido móvil y la tecnología publicitaria, los que podría explotar entre sus más de 140 millones de suscriptores.

“El anuncio de hoy no sólo nos lleva un paso importante más cerca de la separación de las actividades centrales de la operación de Yahoo de nuestra participación en nuestros activos asiáticos, también presenta interesantes oportunidades para acelerar la transformación de Yahoo”, escribió Mayer en un correo electrónico anunciando la noticia. “Entre las muchas entidades que mostraron interés en Yahoo!, Verizon es la que cree más en el inmenso valor que hemos creado, y en lo que una combinación podría generar para nuestros usuarios, anunciantes y socios.”

Pero la historia más grande de hoy es cómo Yahoo! desperdició su enorme ventaja y permitió que todas y cada una de las nuevas olas tecnológicas –búsqueda, redes sociales y el smartphone– le pasaran por alto. Yahoo! sigue siendo en gran medida la misma empresa que era hace una década, un portal en que cientos de millones de usuarios confían para todo, desde noticias y el clima hasta funciones críticas como correo electrónico y el futbol de fantasía. A medida que la atención del mundo pasó a las apps de teléfonos inteligentes, la última ventaja de Yahoo! en el mundo de la computadora de escritorio comenzó a desvanecerse.

Yahoo! empezó en 1994 como “Jerry’s Guide to the World Wide Web”, una lista de sitios web curada por los estudiantes de la Universidad de Stanford, Jerry Yang y David Filo. Creció rápidamente cuando millones de estadounidenses comenzaron a conectarse a internet y necesitaban una página de inicio que les dirigiera a todos sus destinos esenciales. En 1996 se hizo pública y montó la ola de las puntocom hasta alturas épicas, alcanzando un pico de 500 dólares por acción en enero de 2000.

Sin embargo, Yahoo! perdió la oportunidad de una generación para convertir su liderazgo inicial y millones de usuarios en algo más que un portal. En el apogeo de la burbuja gastó 4,500 mdd para comprar Geocities y 5,700 mdd para adquirir Broadcast.com, pero más tarde se revelaría que dejó ir la oportunidad de comprar las primeras versiones tanto de Google como de Facebook. El servicio de búsquedas de Yahoo! vale actualmente sólo una fracción del mercado y su compra de la red social Tumblr no ha compensado ni de lejos el error de dejar ir a Facebook. (Yahoo! redujo el valor de Tumblr por segunda vez la semana pasada.)

En los últimos cuatro años, Mayer, ex ejecutiva de Google, trató de enderezar la nave de Yahoo!, pero su mandato se vio empañado por una estrategia confusa y un manejo pobre. Los ingresos alcanzaron su punto máximo en 2008, el año que siguió al lanzamiento del iPhone, y el tráfico ha caído en picada mientras la atención de los usuarios se redirigía a sitios web y apps más relevantes.

La única cosa que mantiene a flote Yahoo! actualmente es la arriesgada apuesta de Jerry Yang de 1,000 mdd en Alibaba en 2005, que compró el 40% de lo que sería el rey del comercio electrónico en China. Con el tiempo, Yahoo! vendió parte de esa participación, la que actualmente tiene un valor de más de 30,000 mdd a los precios de hoy.

Sin embargo, la inversión fue tan exitosa que se convirtió en un valor mucho más destacado que el negocio principal de Yahoo!. En 2015, la dirección de Yahoo! creó un plan para separar su participación en Alibaba para liberar el valor para los accionistas, uno que esperaba estuviera libre de impuestos, pero lo desechó en el último minuto cuando las autoridades regulatorias se negaron a dar su aval. Desde entonces, Yahoo! ha estado evaluando “alternativas estratégicas” con un proceso de subasta de meses de duración que ha motivado gran especulación y llegado a los titulares en los medios en varias ocasiones. La venta no incluirá las participaciones de la compañía en Alibaba o Yahoo! Japón.

Por mucho tiempo, los expertos han mencionado a Verizon como el principal candidato, pero también hubo otras ofertas. Los multimillonarios Dan Gilbert y Warren Buffett respaldaron una oferta, al igual que la empresa matriz de Yellow Pages y la firma de capital privado TPG, pero al final sería Verizon la que se llevaría la ganga.

Es un fin irónico. Aunque su portal web hizo de la compañía una potencia en línea, Yahoo! ha sido adquirida hoy por una empresa que permite a más usuarios acceder a internet todos los días, desde cualquier lugar, de los que los fundadores de Yahoo! jamás podrían haber soñado cuando lanzaron su portal hace 22 años.

Advertisements

¿Qué te parece?