Solo por ocio, un rapero originario de Estados Unidos, se grabó disparando a un arma de fuego hacia la mejilla derecha.

El resultado, como todos esperábamos, era de un sangrado intenso, el cual no parecía preocupar al rapero de Indianápolis, sino al contrario.

Las imágenes son fuertes, se considera discreción.

Esta no es la primera vez que el rapero Kasper Knight hace este “experimento”, puesto que confiesa haberlo realizado en varias ocasiones.

El disparo fue realizado mientras platicaba con un amigo, quien le preguntó si estaba herido, a lo que el rapero contestó afirmativamente sintiendo como la sangre corría por su mejilla.

Mientras que se reía y embarraba la sangre que le salía de la boca, el hombre decía que se había tragado la bala.

Con información de Daily Mail

Advertisements