BAGDAD, Irak.  (Notimex).- Al menos 12 personas murieron y otras 25 resultaron heridas hoy al explotar un coche bomba en la localidad de Khalis, en la provincia iraquí de Diyala, un día después del atentado en el distrito chiita de Kadhimiya, que dejó 21 muertos y 35 heridos.

El vehículo, conducido por un suicida, estalló en una avenida comercial, a unos 50 metros de un puesto de control de Khalis, al noreste de Bagdad, destruyendo alrededor de 13 automóviles, informaron autoridades iraquíes.

Entre las 12 víctimas mortales figuran tres mujeres y dos niños, según fuentes del gobierno iraquí, aunque medios de prensa internacionales dan cuenta de hasta 21 muertos.

Varias ambulancias llegaron al lugar del atentado para trasladar a los heridos al hospital y a los cadáveres al Instituto Forense, reportó la agencia Iraqi News.

Hasta el momento nadie se ha atribuido el ataque, aunque el grupo yihadista Estado Islámico (EI) ha estado detrás de la mayoría de atentados suicidas en Irak, entre ellos en lugares concurridos como mercados, cafeterías y mezquitas.

Este hecho violento se produjo un día después de que un atacante suicida del EI hizo estallar el cinturón con explosivos que portaba en un puesto de control a la entrada del distrito chiita de Kadhimiya, en el norte de Bagdad, dejando al menos 21 muertos y unos 35 heridos.

Bagdad vive en un estado de alerta tras el atentado terrorista reivindicado también por el EI el pasado 3 de julio en la zona de mayoría chiita de Al Karrada, que causó la muerte a unas 292 personas, en el peor ataque desde la invasión de Irak en 2003.

Irak se ha visto azotado por una nueva ola de violencia desde que el EI tomó el control de varias partes de las regiones septentrional y occidental del país en junio de 2014.

Advertisements

¿Qué te parece?