El Paracetamol cura el desamor. ¿Podría ser? No es nueva la relación… en octubre de 2010, en la Universidad de California, un grupo de neurocientíficos observó que el dolor emocional se manifiesta en la misma zona del cerebro que el dolor físico, por lo que concluyeron que podría curarse con el suministro de paracetamol.

Casi seis años más tarde, el diario español El País dio a conocer que el trabajo liderado por Nathan de Wall, psicólogo de la Universidad de Kentucky, en Estado Unidos, confirmó: “…en el cerebro se activan las mismas áreas en una ruptura que cuando, por ejemplo, le cae una taza de café caliente encima”.

Por lo que la ingesta de acetaminofén (paracetamol) puede reducir la respuesta física y neuronal asociada al rechazo social, que bien puede ser de su pareja, familia o amistades.

La investigación confirmó que en las personas que tomaron este compuesto, se reducía la actividad cerebral relacionada con el dolor. Los autores llaman a la precaución a la hora de ingerir medicamentos hasta que próximos estudios verifiquen sus resultados”, se lee en el artículo Eva van den Verg.

Una de las causas es que una de nuestras fibras nerviosas principales está constituida por el nervio vago, que transmite, por orden del cerebro, distintas señales que alcanzan el corazón y el estómago.

Existen estudios que comprueban que ver fotos de nuestros ex, o el recuerdo de ese abandono, desata esa sensación.

Cuando la oxitocina, la adrenalina, la dopamina, la serotonina y la vasopresina empiezan a disminuir, es cuando nos deprimirnos y sentimos que el mundo entero cae sobre nosotros.

De acuerdo con los estudios de Wall, se pueden atacar con medicina. El paracetamol es capaz de reducir esa respuesta física y neuronal asociada al rechazo, así reduciendo el dolor. Al final, la mejor decisión la tiene usted… 

Advertisements

¿Qué te parece?