Con las nuevas reglas para incapacidades por maternidad del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), las mujeres embarazadas podrán administrar libremente sus semanas de ausencia laboral y traspasar hasta cuatro de éstas del periodo prenatal al posparto, con lo que estarán hasta 70 días más con sus bebés.

Al anunciar estas nuevas reglas que beneficiarán a 273 mil mujeres, el titular del IMSS, Mikel Arriola, indicó que con esta medida se han derribado barreras administrativas para que quienes estén en periodo de gestación puedan ejercer libremente su derecho a las 12 semanas de descanso por maternidad y las utilicen como mejor les convenga, con lo que se incrementa la oportunidad de la lactancia materna.

Detalló que se expedirá un certificado único de incapacidad hasta por 84 días, con lo que se evitarán visitas adicionales; mientras que para las mujeres que decidan atender su embarazo fuera del IMSS en lugar de acudir hasta siete veces al instituto por su certificado, ahora sólo acudirán una ocasión, con lo que se dejan de dar 350 mil consultas, lo que representa un ahorro de 350 millones de pesos, con lo que se pueden construir de tres a cinco unidades médicas familiares.

“Empoderamos a las mujeres para que ellas administren sus semanas de incapacidad por maternidad; pueden disfrutar hasta 70 días con sus bebés pagados con la incapacidad. Ahora las embarazadas reciben un certificado único en las etapas tempranas del parto, ya no las tenemos aquí de manera previa al parto y tiene este esquema un impacto positivo en la salud”, dijo.

Para realizar la transferencia de semanas, las aseguradas deberán contar con la autorización del médico del IMSS y lo tendrán que reportar con el patrón, pues enfatizó que “no tiene que ser acordado con el patrón, puesto que es un derecho de las mujeres”, ya que es el mismo número de semanas de incapacidad que están administrados de diferente manera.

Arriola Peñalosa indicó que el nuevo esquema de incapacidad por maternidad tiene impactos en la salud, ya que mediante la lactancia materna se reduce el riesgo de padecer obesidad y sobrepeso en 13%, mientras que disminuye el riesgo en 35% de desarrollar diabetes.

Refirió que datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que los niños de 0 a 5 años que no fueron amamantados tienen riesgo de morir por diarrea o neumonía.

Además de que la lactancia aumenta el vínculo entre madre e hijo, con lo que los niños presentan un mejor desarrollo. En las mujeres ayuda a recuperar su peso y prevenir el cáncer de mama.

El titular del IMSS comentó que otro trámite engorroso para las madres que se ha eliminado es que cuando los niños se enfermaban, éstas tenían que ir a la Unidad de Medicina Familiar por el certificado de regreso a la guardería, ahora ya no lo tienen que hacer.

“Ya lo eliminamos, no tienen que ir a la Unidad de Medicina Familiar y estamos valorándolo con el certificado de médico privado, estamos ahorrando 1.2 millones de visitas”, resaltó.

Destacó que de los dos millones 71 mil empleos nuevos que se generaron en los últimos tres años la mayoría corresponde a mujeres, “lo cual se refleja en las incapacidades”.

Dijo que México es el primer país de la OCDE en términos de pago completo de incapacidades a la mujer.

Resaltó que derivado de las medidas de planificación familiar se ha reducido el número de partos atendidos en el IMSS, al pasar de 463 mil en 2011 a 433 mil en 2015.

Aseguró que hay una política firme de lactancia, la cual “seguramente hoy es insuficiente, el IMSS ya tiene certificados 36 hospitales como amigos del niño y la niña, 36 donde se puede lactar con la mejor norma internacional”.

Lorena Cruz , presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, reconoció que este esquema permitirá a las mujeres seguir trabajando más semanas, conforme a sus circunstancias y condiciones, además de estar más tiempo con su bebé después del nacimiento y recordó que hay más mujeres que trabajan en sus años reproductivos.

Redacción El Universal