ECATEPEC, Méx.- 21 DE JULIO DE 2016.- Ocho mujeres han sido baleadas, cinco de ellas han muerto a manos de delincuentes, que sin clemencia, les han arrebatado la vida tras resistirse a ser asaltadas en calles del poblado de Ciudad Cuauhtémoc, estos  crímenes sucedieron en un periodo menor a de cinco meses, que va de febrero hasta los primeros días del mes de julio, y  hasta la fecha no  hay respuesta por parte de las autoridades correspondientes para esclarecer los asesinatos,  ya que  sobre estos arteros crímenes no hay ningún detenido.

Familiares de las occisas no han querido hablar de los hechos, mientras las mujeres que sobrevivieron a  las heridas de bala, están atravesando por un largo proceso para poder recuperar la salud en su totalidad.

mujer_muerta

Como se recordará, los lamentables ataques dieron inicio con María de Lourdes Hernández,  de 53 años de edad ,que fue la primer mujer que durante un asalto ocurrido el 25 de febrero a bordo del transporte público, fue impactada por una bala que rebotó en su rostro luego de que uno de los tres delincuentes disparara hacia el techo para asustarlos y así le entregarán sus pertenencias sobre avenida Circuito Cuauhtémoc, a la altura de la escuela secundaria Juan de la Barrera y que hasta hoy  atraviesa por graves problemas de salud debido a que el cartucho lo tiene incrustado en  parte de la mandíbula.

La segunda víctima  fue en un hecho ocurrido el pasado  20 de abril,  alrededor de las 9:00 horas, quien fue identificada como Marta León García Ortega, de 46 años de edad,  quien murió al ingresar al Hospital de Las Américas, luego de que fue herida de bala en el tianguis ubicado en Herrería, que se instala sobre  Avenida de las Torres, donde vendía uniformes, cuando sujetos armados  intentaron robarla y al resistirse le dispararon.

estetica-ecatepec

Otro hecho se dio el pasado 9 de mayo, cerca de las 21:30 horas, cuando un sujeto, al parecer encapuchado, aprovecho la noche e ingresó a la farmacia  con razón social “San Patricio”, ubicada en calle Rufino Tamay,o esquina con Juan Rulfo, en la parte alta del Barrio 2, y con pistola en mano amenazó a la dueña del negocio, conocida como Elena,  para que le entregara todo el efectivo, y al negarse, recibió un disparo en el pecho, por lo que el marido, al salir la encontró tirada en el piso a un costado del mostrador, mientras el agresor se había dado a la fuga.

Aunque paramédicos de la Cruz Roja llegaron al lugar e intentaron salvar a la mujer de entre 45 y 48 años de edad, a quien todos los vecinos estimaban, ya no presentaba signos vitales y murió a consecuencia de la herida de bala de un arma calibre 22, penetrada en su pecho.

Por otra parte,  la líder perredista de nombre Josefina Ibarra Cruz, de 61 años de edad, la víctima  número cuatro, fue interceptada el 10 de junio por un hombre, cuando caminaba cerca de su domicilio ubicado en   la calle Jaime Sabines, cerca de la iglesia conocida como Santa Rita,  quien sin mediar palabra le disparó en dos ocasiones y escapó, en ese momento familiares de la víctima al verla tirada con dos balazos en la parte del estómago decidieron trasladarla a un nosocomio, donde días después murió.

Feminicidios

El 23 de junio, alrededor de las 21:00 horas,  Cecilia Elizalde fue encontrada quemada, desnuda  y con una herida en la yugular en el lugar de terracería  conocido como Camino a San Pablo,  cerca del Barrio II, quien murió horas después de haber ingresado al Hospital de las Américas.

En este caso, es importante mencionar que  la mujer de 46 años de edad, intentó salvarse, ya que en el lugar donde su agresor la dejó y le prendió fuego, logró arrastrarse con las llamas encima y así unas personas que vieron que algo se incendiaba, lograron ayudarla, aunque esta quería hablar, los pobladores le dijeron no se moviera por la lesión en el cuello hecha por un arma punzocortante; por ello pasó a ser la quinta víctima que murió horas después de ser internada en el nosocomio.

A plena luz del día, la sexta mujer atacada y  quien recibió un balazo en la cabeza cuando un individuo vestido de negro que traía puesta una capucha,  le disparó tras negarse a un atraco dentro de la establecimiento con razón social  “Farmacia GYS”, ubicada en calle Carlos Fuentes, esquina con Carlos Aura, del Barrio 2, hechos que sucedieron  el día  2 de Julio al filo de las 17:00 horas; fueron familiares de quien todos conocían como Mari, quienes llegaron al lugar  y al ver que no llegaba una ambulancia decidieron trasladarla en un automóvil particular hasta el Hospital de las Américas, donde por la gravedad fue llevada al nosocomio Magdalena de las Salinas,  donde afortunadamente la madre de dos menores de edad, se recuperó y salvo la vida.

02bfeminicidio

Como un dato

Tres días  después, el 5 de Julio a las 21:00 horas, la dueña de una estética, de entre  45 a 47 años de edad, fue la séptima  señora que se sumó a la cifra de mujeres atacadas, al  ser privada de la vida por sujetos que entraron al negocio ubicado sobre avenida Escritores, frente al mercado Imperio Azteca, donde al negarse a ser asaltada, la mataron para después huir, ahí fue el esposo de la occisa quien tiene un negocio de talachas a un costado y que ya había cerrado, quien la encontró al ir a buscarla, aunque  ese día se rumoró  que quienes la habían asesinado eran integrantes de una banda dedicada a cobrar derecho de piso para dejarla seguir trabajando.

La octava mujer fue atacada el 10 de julio, al filo de las 8:30 horas,  por unos sujetos que tocaron a su puerta y al asomarse detonaron su arma contra Mercedes Cruz, en su domicilio ubicado en  calle Jaime Sabines, a tan solo unos  predios de la iglesia conocida como Santa Rita, quien recibió tres balazos, uno en la cara, otro en el pecho y el tercero en una mano,  al verla lesionada, familiares de inmediato procedieron a trasladarla por medios propios al Hospital de Las Américas donde después de valorarla, informaron que necesitaba una reconstrucción  plástica en el rostro y fue llevada a un hospital a la Ciudad de Toluca, donde se encuentra en recuperación; cabe mencionar que en esa misma calle ya había sido  asesinada quien fuera su comadre, la lideresa del Partido de la Revolución Democrática.

Estos desagradables hechos mantienen molesta a toda  la  ciudadanía, ante  la falta de vigilancia  policiaca que permea en la zona, donde también tres hombres más  han sido asesinados en lo que va del año, y los asaltos a transeúntes están a la orden del día, sin que la policía municipal y estatal den resultados en materia  de seguridad, donde las mujeres ahora se han vuelto presas fáciles de los malhechores.

Mientras tanto, el personal de la procuraduría mexiquense no ha dado a conocer algún avance de las investigaciones que  realizan para poder dar con el o los responsables de  los arteros crímenes; algunos vecinos han expresado que tal vez se trate de un asesino serial.

Fuente: A fondo

Fotos: Ilustrativas

Advertisements