Las lluvias copiosas y atípicas como las que se registraron la noche del lunes pasado en la zona de la delegación Cuajimalpa, en la Ciudad de México, y en el municipio mexiquense de Huixquilucan podrían continuar en las próximas semanas, ya que el pronóstico para la región resulta adverso con la concurrencia de los fenómenos El Niño y La Niña.

En Estado de México se estima que unas 16 mil 500 personas estarían expuestas a riesgos derivados del actual periodo pluvial.

Arturo Vilchis Esquivel, director general de Protección Civil del gobierno del Estado de México, informó que la expectativa es que ambos fenómenos (La Niña de salida y El Niño que va entrando), produzcan importantes cantidades de agua que pueden descargarse en pocos minutos, como ocurrió el lunes por la tarde-noche.

Atlas de riesgo. El funcionario estatal mencionó que de acuerdo con la 22 edición del Atlas de Riesgo por Lluvias, en la entidad mexiquense se tienen ubicados 84 puntos susceptibles de sufrir afectaciones, mismos que se localizan en 27 municipios, de los cuales 16 se ubican en la zona metropolitana del Valle de México y 11 más en la región del Valle de Toluca.

NR-C3-EU200716-3_Drupal Main Image.var_1468993839

En estas zonas se encuentran asentadas las 16 mil 500 personas referidas, mismas que podrían sufrir los efectos de riesgos atribuibles a los intensos aguaceros, como inundaciones, encharcamientos y deslaves, entre otros impactos meteorológicos.

Tras los hechos ocurridos, el secretario general de Gobierno del Estado de México, José Manzur Quiroga, dio a conocer que sólo 14 viviendas resultaron dañadas en el municipio de Huixquilucan, por lo que los afectados recibirán todo el respaldo del gobierno mexiquense, en tanto se analizaba cómo apoyar a los propietarios de cien vehículos perjudicados que se encontraban en dos estacionamientos subterráneos del Hospital Ángeles de Interlomas, que también se inundo.

Informó quede acuerdo con el reporte de los servicios meteorológicos, se trató de una lluvia atípica, con el registro de 35 milímetros cúbicos en media hora, lo que constituyó una descarga de agua importante en la zona.

El secretario mencionó que el gobierno del Estado de México, a través del Programa Tláloc, desplegó personal en la zona y hasta este martes al medio día todavía continuaban las labores de limpieza.

El director de la Comisión de Aguas del Estado de México (CAEM), José Manuel Camacho Salmón, aseguró que el problema que se registró en la zona, se debió sobre todo a la obstrucción de los sistemas de drenaje debido a desechos, lo que provocó taponamientos en diversos puntos del río La Coyotera, de jurisdicción federal.

“La problemática fuerte no fue tanto la lluvia que se nos presentó, sino la gran cantidad de azolve de residuos sólidos, que fueron arrastrados de las zonas altas a la zona de la Coyotera, obviamente se taparon algunos conductos por que la propia CAEM tuvo la necesidad de trasladar equipos especiales y de bombeo”, dijo el funcionario.

Fuente: El Universal