La Comisión de Derechos Humanos del Estado de México emitió una recomendación al ayuntamiento de Toluca, luego de la muerte por broncoaspiración de una niña en una estancia infantil dependiente del Sistema DIF municipal. La CDHEM, determinó que el fallecimiento de la pequeña se debió a la falta de supervisión en el área de lactantes donde dormía, luego de ingerir sus alimentos.
De acuerdo con la recomendación 15/2016, los hechos ocurrieron en una estancia infantil ubicada en la colonia Nueva Oxtotitlán, cuando dos servidoras públicas, no cumplieron con su deber de manera adecuada y luego de ser acostada, posterior a su alimentación, existió un lapso en que la niña no fue supervisada por la responsable del área ni por su auxiliar, quienes tenían obligación de vigilarla de manera continua y constante, tal como lo marca la legislación en la materia.

En consecuencia, no advirtieron cuando se hallaba en una situación de emergencia y se producía un cuadro de broncoaspiración que resultó mortal, siendo infructuosas las maniobras de resucitación de una enfermera, así como del personal del Servicio de Urgencias del Estado de México.
En su investigación, la Codhem confirmó que a pesar de tener a su cuidado a 110 niños, la mencionada instancia no cuenta con los servicios de un médico titulado, como lo marca la norma, situación que según advirtió, es general en todas las guarderías del sistema DIF municipal, por lo que entre sus recomendaciones, solicitó que esta carencia sea cubierta a fin de preservar la integridad y el interés superior del niño, como lo marcan las leyes locales e internacionales.
Adicionalmente, en materia de protección civil, la estancia no cumple con las medidas de seguridad mínimas para prevenir y proteger situaciones de riesgo o emergencia; tampoco con los cuneros suficientes acorde a la cantidad de niños.
Además, el personal a cargo de los niños de la sala de lactantes no disponía del perfil profesional adecuado.

Redacción La crónica de hoy 

Advertisements