Huixquilucan, México (19 julio 2016).- En el Hospital Ángeles de Interlomas atendieron una inusual emergencia… la inundación de sus instalaciones.

De acuerdo con trabajadores, la tormenta de este lunes ocasionó que el agua se acumulara en el sótano, el estacionamiento, un área de aulas y el auditorio.

Las líneas telefónicas, incluidas las dos del servicio de urgencias, estuvieron inhabilitadas por varios minutos.

Personal médico informó que no fue necesario suspender ninguna intervención quirúrgica ni evacuar áreas del inmueble en Avenida Vialidad de la Barranca, en Valle de las Palmas, Huixquilucan.

“La planta baja quedó inutilizada. Se evacuó urgencias, los laboratorios clínicos, radiología y ecocardiograma”, indicó Miguel Ángel Padilla, cirujano de tórax de este hospital.

La inundación se debió al desbordamiento del río La Coyotera.

La alarma de protección civil, relató el médico, se activó y llegaron los bomberos.

“Empezaron a evacuar pacientes que estaban en urgencias y a los pacientes que estaban en la planta baja haciéndose estudios los sacaron.

“A un paciente que se iba a operar mañana lo regresaron, porque no están admitiendo pacientes ahorita”, narró.

En videos y fotografías tomados por personal del hospital se observan autos en el estacionamiento cubiertos hasta la mitad por el agua.

“Mamá está inundado el hospital, no puedo salir”, se escucha decir a una mujer en uno de los videos.

El Alcalde de Huixquilucan, Enrique Vargas, informó que el desbordamiento del río también dejó 15 viviendas inundadas en la zona residencial.

“Tenemos puros daños materiales, nada que lamentar”, aseguró vía telefónica.

El agua desbordó hacia la Avenida Hacienda de las Palmas, donde el agua alcanzó 1.5 metros de altura en la calle Hacienda de Las Golondrinas.

Vargas indicó que se saturó el colector, el cual había tenido labores de desazolve y limpieza en las últimas semanas.

El caos fue generado durante sólo 30 minutos, con la segunda tormenta más intensa del año.

La zona poniente resultó afectada con inundaciones en diversos puntos de Santa Fe, Bosques de las Lomas y Vista Hermosa, donde al menos 10 autos quedaron atrapados, la mayoría sin ocupantes a bordo.

Sobre la carretera México-Toluca, bomberos rescataron a los pasajeros de otros 9 autos varados.

La lluvia inició a las 18:00 horas, y se intensificó hacia las 19:00, justo en el momento de mayor circulación en el Poniente.

“Fueron alrededor de unos 30 minutos que cayó una buena tormenta, una lluvia constante, incluso con granizo”, indicó el Delegado de Cuajimalpa, Miguel Ángel Salazar.

Al menos 7 puntos de la Delegación, indicó, el agua alcanzó un metro de altura

Miguel Ricaño, director de la Unidad Tormenta del Gobierno capitalino, reportó que la intensidad de la lluvia fue de 69.34 milímetros. Es decir, casi 70 litros por cada metro cuadrado.

“Si esta cantidad de agua nos hubiera caído en cuatro o cinco horas, no hubiéramos tenido los efectos de inundaciones en la México-Toluca porque nos cayó en muy poco tiempo en un área muy focal”, explicó.

Hasta las 22:00 horas, la Unidad Tormenta había atendido 36 anegaciones, todas en la zona poniente.

La lluvia más intensa y focalizada registrada en la Ciudad se dio el 1 de junio, en Iztapalapa, donde cayeron 86 milímetros.

Redacción original: Reforma

 

Advertisements