Entre 50 y 326 dólares, de 550 a 6.050 pesos mexicanos, costarán los boletos del partido que Houston Texans y Oakland Raiders jugarán el 21 de noviembre en el estadio Azteca de la Ciudad de México, informó hoy la National Football League (NFL).

“Muchos de estos precios son muchos más accesibles en comparación con el costo de las entradas en Estados Unidos para un partido de temporada regular”, aseguró el representante de la oficina de la NFL en México, Arturo Olivé.

El directivo destacó que decidieron establecer el número 50 en el precio de los boletos como una manera de conmemorar el aniversario 50 del estadio Azteca, remodelado especialmente para el evento, y cuyo aforo, dijo, estará entre los 80.000 y 85.000 personas.

La entrada quedará lejos de la marca de 103.400 aficionados que se dio el 2 de octubre de 2005, también en el Azteca, cuando se enfrentaron los 49’s de San Francisco y los Cardenales de Arizona.

“Estamos en un estadio que es un icono deportivo y todas la necesidad que la NFL nos planteó, fueron atendidas”, señaló al recordar que el acuerdo con la NFL es por tres años pero el primero “es clave” para los siguientes.

Respecto a la seguridad solicitada por la NFL para los equipos durante su estancia en Ciudad de México, Olivé contó que trabajarán en coordinación con la policía local para verificar todos los dispositivos en los distintos traslados de los equipos y descartó que en la NFL exista un foco rojo sobre el partido.

Destacó que la expectativa que ha generado el partido entre la afición mexicana ha sido tal, que en el registro previo para la venta de entradas se apuntaron alrededor de 100.000 personas aunque sólo un 10 % podrá hacerse de los pases.

“Desafortunadamente el aforo del estadio no nos da para recibir a una mayor cantidad de público”, apuntó.

La entradas saldrán en una preventa, el 26 y 27 de julio, para usuarios de una tarjeta de crédito y el 28 para el público en general y cada comprador podrá adquirir cuatro boletos.

Redacción Terra