Cinco bolsas negras de plástico que contenían restos humanos fueron dejadas junto con un mensaje en una calle de la colonia San Pablo de las Salinas, en el municipio de Tultitlán, en el Estado de México.

La macabra escena tuvo lugar las primeras horas de este martes en la calle Tercera Cerrada de Matamoros, donde vecinos dieron aviso a las autoridades locales.

Al llegar e inspeccionar las bolsas descubrieron que se trataba de los restos de un hombre descuartizado a quien habían abandonado en la calle con un mensaje sobre su cabeza.

La cabeza de la víctima no estaba en una bolsa como las otras partes del cuerpo, si no que estaba afuera y sobre ella el mensaje escrito en una cartulina. 

Las autoridades policíacas en conjunto con agentes de la Procuraduría de Justicia de la entidad iniciaron la investigación correspondiente pero hasta el momento no hay detenidos por los violentos hechos.


Redacción/El Sol de Nayarit

Advertisements