Una vez más maestros de la CETEG cubiertos del rostro, tomaron la caseta de cobro de La Venta, ubicada sobre la autopista Cuernavaca-Acapulco, para dar paso libre sin pedir cooperación a los turistas, entre ellos a “Chabelo”, quienes eligieron el centro turístico acapulqueño para pasar sus vacaciones.

El cómico y conductor Javier López viajaba a bordo de una camioneta y permitió que los maestros le pintaran la frase; “yo apoyo a los maestros” y después de saludar a los presentes continuó su camino.

Los maestros arribaron a las casetas de peaje ubicadas a 4 kilómetros de Acapulco pasadas las 11:00 horas del domingo, y de inmediato las pintarrajearon con las leyendas: “Bienvenido turista, paso libre CNTE” y “Caseta libre”, mientras que otros, inspeccionaban hacia el interior de los vehículos para verificar si no viajaba algún funcionario estatal o federal.

La intención de los inconformes de detectar si no viaja algún funcionario es para bajarlo y obligarlo a ondear un banderín con consignas de la CNTE y la CETEG, como lo hicieron el sábado, que retuvieron al ex titular de la Secretaría de Educación de Guerrero (CETEG) Miguel Mayren Domínguez.

En esta ocasión, los profesores que hicieron la toma de la caseta de cobro de “La Venta”, no están pidiendo cooperación a los turistas que van hacia el puerto de Acapulco, ni a los que lo hacen con dirección a Chilpancingo, Iguala, Cuernavaca o la Ciudad de México, solo piden autorización a los conductores para que les permitan pintar en sus vehículos leyendas como “no a la reforma educativa”, “no al despido de los 951”, “Ayotzi vive” y “apoyo a los maestros de la CETEG”.

Walter Añorve Rodríguez, Comisionado Político de la CETEG, en Acapulco, dio a conocer que las acciones en contra de la reforma educativa van a continuar durante el periodo vacacional, esto si el gobierno estatal y federal, no cancela el despido de los 951 profesores que dio a conocer de manera pública el titular de la SEG, José Luis González de la Vega, para quien ahora están exigiendo que sea destituido.

Advirtió también que si la SEP no anula la decisión que tomó para despedir a los 951 maestros, y si en la mesa de negociaciones entre la CNTE y la Segob tampoco se da marcha atrás en el despido masivo de docentes en Guerrero, en el regreso a clases se declararía un paro indefinido.

A una distancia prudente se ubicaron policías estatales y federales, que sólo fueron testigos de la acción que hasta las 3 de la tarde llevaban a cabo los maestros inconformes.

Redacción El Universal

Advertisements