Luego de varios incidentes desafortunados en los que usuarios de Pokémon Go se han visto envueltos, parece que la aplicación le ayudó a una joven a descubrir que su pareja le era infiel nada menos que con su ex.
A Evan Scribner no le quedó más remedio que aceptar que engañaba a su novia cuando ella descubrió con ayuda de la geolocalización del juego de realidad aumentada que había estado en casa de su antigua pareja.

La víctima descubrió el engaño cuando observó el recorrido que hizo Scribner y todo quedó claro cuando vio una imagen del pequeño monstruo que capturó en el hogar de su ex.

Evan comentó al diario The New York Post que desde que su pareja se enteró de la infidelidad no volvió a llamarlo.

El juego para smartphones permite recorrer un mundo virtual gracias al software de geolocalización que guarda los lugares donde se haya capturado algún pokémon.

Redacción Hoy estado