Alumnos del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior (CICESE) de Ensenada, Baja California, diseñaron un dispositivo para medir la glucosa en la piel sin extraer sangre del paciente.

 

Este aparato tiene forma de pulsera y se controla por medio de una aplicación para móviles. Además, el proyecto se trabajó en conjunto con el Centro de Centro de Nanociencias y Nanotecnología (Cnyn) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

En entrevista con uno de los desarrolladores, dijo que el usuario podrá observar mediante su teléfono inteligente los resultados de sus niveles de glucosa. Y señaló: “es un glucómetro en sí, medimos la concentración de glucosa que está en la piel. Esta concentración es exactamente la misma de la sangre”, explicó José Antonio Tejeda Rodríguez en una entrevista con la agencia informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

 

Sin embargo, Tejeda Rodríguez mencionó que esta tecnología ostenta un margen de error mínimo, similar al de glucómetros tradicionales, con la diferencia de que los resultados pueden ser compartidos por medio de la aplicación.

 

Advertisements