CIUDAD DE MÉXICO.- Con una cifra récord de mil 727 secuestros en menos de cuatro años, organismos oficiales y de la sociedad civil alertan que en el Estado de México la delincuencia organizada se encuentra fuera de control y que la entidad tiene un sistema judicial colapsado.

Destacan que la “cifra negra” de dicho estado se estima en un 93.6 por ciento, ligeramente por encima de la media nacional, que es de 92.8 por ciento; y subrayan que el índice de impunidad alcanza el 76.48 por ciento.

En informes entregados al Congreso de la Unión, la asociación Alto al Secuestro registra que el Estado de México tiene la mayor incidencia de secuestro, con mil 727 casos de diciembre de 2012 a marzo de 2016.

secuestros_web_01

En el Reporte de Incidencia Delictiva 2016, presentado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública de Gobernación, el pasado 20 de mayo, el Estado de México se ubica como una de las entidades federativas más violentas e inseguras.

En el informe antes mencionado se observa que, en lo que va del presente año, el Estado de México es la entidad federativa con mayor número de secuestros en averiguaciones previas y carpetas de investigación iniciadas por agencias del Ministerio Público.

Añade que, comparado con Aguascalientes, Baja California Sur, Nayarit y Sonora –donde no se ha presentado ningún reporte de este delito–, el Estado de México, por sí solo, aporta casi el 25 por ciento –una cuarta parte– de todos los secuestros registrados en la República Mexicana hasta ahora.

Este Reporte de Incidencia registra 429 casos de secuestros, de los cuales ubica 102 en el Estado de México, que representa el 23.7 por ciento del total.

Según el Índice Global de Impunidad 2016, presentado por la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP); el Centro de Estudios Sobre Impunidad y Justicia (CESIJ), y el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia (CCSJ), el Estado de México es una de las entidades federativas con mayor grado de impunidad, con el 76.48 por ciento.

Las cifras de dicho documento establecen que las instituciones gubernamentales del Estado de México se encuentran operando en un “sistema colapsado”, pues la “cifra negra” de dicha entidad se estima en un 93.6 por ciento, ligeramente por encima de la media nacional, que es de 92.8 por ciento.

Expone que este porcentaje de impunidad denota que existe una brecha en la dimensión estructural y orgánica de seguridad en la entidad, pues cuenta con apenas 1.1 agencias del Ministerio Público por 100 mil habitantes y sólo el 3.2 por ciento de esas agencias están especializadas en delitos graves, como el secuestro.

Los organismos ciudadanos coinciden en señalar que los sistemas para el combate a la delincuencia organizada deben ser más eficaces.

Redacción El Financiero

Advertisements

¿Qué te parece?