Content ID ofrece a los dueños de los derechos el poder de bloquear o cobrar

Más de 90% de las reclamaciones de Content ID a lo largo de la plataforma se traduce en monetización, de acuerdo con Google 

Google, a través de YouTube, ha desembolsado 2 mil millones de dólares al pago de derechos de autor mediante el sistema Content ID.

“Tomamos la protección de la creatividad en línea muy en serio y estamos haciendo más cosas que nunca para ayudar en la lucha en contra de la violación de los derechos de autor”, dijo la empresa en un comunicado.

Content ID ofrece un conjunto de herramientas automatizadas de manera que los dueños de los derechos pueden reclamar el contenido decidiendo darle seguimiento, bloquearlo o monetizarlo en YouTube.

“Content ID es una solución muy eficaz y en la actualidad, más de 98% de la gestión de derechos de autor en YouTube se lleva a cabo a través de esta herramienta, mientras que sólo el 2% se maneja a través de avisos de eliminación por derechos”, dijo.

De acuerdo con Google, más de 90% de todas las reclamaciones de Content ID a lo largo de la plataforma resulta en monetización.

“La industria de la música elige monetizar más de 95% de sus reclamos, optando por dejar el contenido en la plataforma, la mitad de los ingresos de la industria de la música en YouTube proviene de contenidos de fanáticos reclamados mediante Content ID”, ejemplificó la empresa.

Combate la piratería. Google menciona que la mejor manera de enfrentar a la piratería es a través de alternativas legítimas para lo que se asocian con la industria de contenidos para habilitar ese tipo de soluciones.

Por ejemplo, a través de YouTube y Google Play, la empresa ayuda a los usuarios a descubrir, comprar y disfrutar de música, películas, libros, revistas y aplicaciones de manera legítima. A la fecha, Google Play ha pagado más de 7 mil millones de dólares a los desarrolladores, mientras que YouTube ha pagado más de 3 mil millones de dólares a la industria de la música.

Por otra parte, Google ha trabajado para que los enlaces hacia archivos multimedia se dirijan hacia sitios legítimos.

También cuentan con una iniciativa que detiene los ingresos publicitarios de sitios fraudulentos.

“Desde 2012 Google ha agregado a la lista negra de AdSense a más de 91 mil sitios por infringir nuestras políticas sobre violación de derechos de autor, la gran mayoría captados por los propias filtros proactivos de AdSense”, expresó.

Redacción El universal 

Advertisements