Para contrarrestar los efectos dañinos a la salud por utilizar leña como combustible casero, la Secretaría de Desarrollo Social entregó dos mil 257 estufas ecológicas en Toluca, Estado de México.

En el marco de la Estrategia de Inclusión Social, se informó que se invirtieron 92.7 millones de pesos para estos productos que reducirán el impacto al ambiente por emisiones de dióxido de carbono.

El gobernador de la entidad, Eruviel Ávila, informó que con este programa se beneficia a 256 mil personas.

El titular de Sedesol, José Antonio Meade, participó en la entrega simbólica de cinco estufas ecológicas y de cinco reportes de evaluación de segundo año de preescolar, pues el evento en Toluca sirvió también para anunciar la apertura de 50 nuevas estancias infantiles en la entidad.

Meade Kuribreña explicó que el Estado de México es la entidad que más ha apoyado la estrategia ‘Por un México Incluyente’.