El senador Alejandro Encinas, quien renunció al PRD en enero de 2015, se destapa como aspirante a candidato a la gubernatura del Estado de México.

En entrevista con El Universal, aclara que su candidatura debe ser derivada de una amplia consulta y elecciones primarias impulsadas por ciudadanos y varios partidos, en los que podrían caber PAN y PRD.

Sin embargo, advierte que en una alianza decidida entre esos dos partidos no va, “porque sería una incongruencia de mi parte”.

El ex perredista y ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México considera que para lograr una gran coalición de izquierdas en 2018 “todos tenemos que ceder”, Andrés Manuel López Obrador, presidente de Morena, incluido.

Alerta que el PRD actual es un barco sin timonel que va a la deriva, sumado a que carece de liderazgos fuertes en medio de una disputa en la que no se ve la luz al final del túnel.

Al preguntarle si Nueva Izquierda, que encabezan Jesús Ortega y Jesús Zambrano, es responsable del hundimiento del partido, responde: “sí”.

Cuestiona la política de alianzas del PRD con el PAN y afirma que por eso al blanquiazul le fue bien en las elecciones del 5 de junio, “por la fragmentación de la izquierda, y Acción Nacional lleva de franquicia al PRD”.

Para el senador Encinas, hoy por sí mismo el PRD no tiene un candidato competitivo a nivel presidencial con que competir en 2018.