Shayla Wiggins, de 19 años, del estado de Wyoming (EE.UU.), ha descubierto un cadáver jugando a una nueva aplicación, Pokémon GO, informa el diario ‘New York Daily News’. La joven buscaba figuras virtuales, concretamente a Pikachu, a través del juego de realidad aumentada, que se basa en la localización GPS, que la llevó al río local.
Según las autoridades, el cadáver llevaba en el río menos de 24 horas. La Policía está investigando la muerte del hombre que, supuestamente, fue accidental.

Advertisements