Scotty Denton relató en el video, que compartió en su Facebook, que el columpio se movía solo y con movimientos bruscos. “Esto es real, mírenlo. No hay nadie, no hay viento”, asegura Scotty mientras graba la escena con su teléfono móvil.

En Rhode Island, Estados Unidos, un padre se disponía a pasar un buen rato con sus hijas, pero las buenas intenciones terminaron al acudir a la zona de juegos ante la tenebrosa imagen que vieron.

Scotty Denton relató en el video, que compartió en su Facebook, que el columpio se movía solo y con movimientos bruscos. “Esto es real, mírenlo. No hay nadie, no hay viento”, asegura Scotty mientras graba la escena con su teléfono móvil.

La familia pensó que estaba sucediendo algo paranormal en ese parque, porque no se explicaban cómo se estaba moviendo solo uno de los columpios sin haber grandes rachas de viento.

Una de las hijas de Denton gritaba en el vídeo asustada porque no había nadie allí empujando el balancín. “Cada vez va más rápido”, se le escucha gritar. Ante este panorama, las hijas no quisieron salir del coche y se quedaron allí dentro contemplando con temor el extraño efecto.

Pese a la imagen aterradora, surge una explicación lógica es que el columpio que se mueve es mucho más grande que los otros que tiene a su alrededor. Además, tiene forma de asiento, por lo que el aire no lo traspasa como al resto de balancines con agujeros.

Con información de Posta

Advertisements

¿Qué te parece?