• El maestro alfarero Juan Carlos Nonato colocó el primero de tres árboles que viajaron esta ocasión.
  • Obra artesanal que resalta el talento de la gente de  Metepec.

La ciudad de Ageo, Japón, es testigo del esplendor del arte en barro que nace en el municipio mexiquense de Metepec, representado en un majestuoso árbol de la vida con temática del mundo marino, creado por el maestro alfarero de San Miguel Totocuitlapilco, Juan Carlos Nonato García.

Después de haber cruzado océanos en un viaje de alrededor de 30 días, uno de tres árboles de 5 metros de altura por 2.5 metros de ancho y un peso de 2.5 toneladas, ya está instalado en la ciudad oriental para ser apreciado por los habitantes del lugar y el turismo internacional.

El árbol en el que se observan animales marinos como peces espada, caballitos de mar, pulpos y tiburones, es el segundo que el artista popular diseñó para el país nipón, después del que fue trasladado en marzo del año 2015.

En la obra artesanal se contemplan colores vivos y llamativos del folclore mexicano, como el amarillo, verde y azul en diversas tonalidades; pero lo más sobresaliente es la figura mítica de la Tlanchana –que en esta ocasión resalta el papel de dadora de vida, al tener a un ser en sus brazos-, en la que destaca el color rosa.

Los árboles de la vida creados por Juan Carlos Nonato representan el talento que hay en Metepec, además de la tradición ancestral compartida en familia, tal y como fue la decoración de cada pieza, en compañía de su mamá, esposa e hijos.

Próximamente el maestro alfarero instalará los otros dos árboles que atravesaron el continente, en galerías del mismo país.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.